Una buena forma de practicar Inglés en casa es mediante juegos sencillos, por ejemplo emparejando fichas, donde escribimos en papelitos algún color en Inglés o un objeto cotidiano (mesa, silla, libro…) buscamos su imagen y le pedimos a los peques que pongan el papelito donde corresponda. Ya veréis que bien se lo pasan!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario y analizar sus hábitos de navegación. Si continuas navegando entendemos que estás aceptando su uso. Puedes obtener más información sobre las cookies aquí

Acepto